Viajar a la luna: ¿un sueño hecho realidad en 2017?

By Estanislao Berruezo • Estanislao Berruezo Blog • 5 Oct 2015

Muchos somos los que de pequeños hemos soñado con ser astronautas, viajar a la Luna, pisar otros planetas…Y puede que en un par de años, alguno de estos soñadores tenga la oportunidad de hacer realidad este sueño de infancia.

La empresa Moon Express ha alcanzado un acuerdo con Rocket Lab para que uno de sus módulos espaciales llegue a la Luna hasta cinco veces. Esta noticia que puede pasar desapercibida para la mayoría de las personas supone en realidad un logro histórico ya que supondrá el primer alunizaje de una nave espacial privada.

Un hecho que acabará por dar inicio a una serie de pruebas que en un futuro cercano permitirán llevar y traer tripulaciones al satélite de la Tierra. Serán viajes de ida y vuelta que arrancarán en 2017 y que permitirá que unos privilegiados puedan visitar la Luna.

Moon Express y los viajes a la Luna

Módulo MX-1

El módulo MX-1 desarrollado por Moon Express será el utilizado en estos viajes experimentales. Un módulo que se servirá de un cohete de Rocket Lab para alcanzar su objetivo.

Los primeros viajes servirán para recolectar muestras en la Luna y probar los sistemas de estabilización y alunizaje. Es importante comprobar el funcionamiento y seguridad de todos los protocolos y elementos que se utilizarán en este tipo de misiones.

Capítulo económico

Un aspecto básico que hace posible el inicio de estos viajes espaciales es el económico. Las misiones de transbordadores de la NASA costaban cientos de millones de dólares. La compañía SpaceX cobra unos 60 millones de dólares por el despegue de su conocido módulo Falcon 9 mientras que el costo de este tipo de misiones con la tecnología de Rocket Lab se queda en unos modestos 4.9 millones de dólares.

Una inversión moderada que dará viabilidad a la explotación comercial del turismo espacial. Al menos, así lo creen los directivos de Moon Express.

El año 2017 será pues un momento histórico para los viajes espaciales privados. Así que, el pequeño astronauta que llevamos dentro ya puede comenzar a soñar (y a ahorrar) con ser uno de los afortunados que llegará a pisar la Luna…

Be Sociable, Share!
The following two tabs change content below.