Ponte en forma sin salir de casa: sistema TRX

By Estanislao Berruezo • Estanislao Berruezo Blog • 1 Sep 2015

Puede que seas una persona activa a la que le guste practicar ejercicio pero no puedas permitirte un gimnasio por la razón que sea: te resulta caro, no tienes tiempo, no tienes ninguno cerca de casa o del trabajo…

Tal vez, puede que muy al contrario seas una persona que está totalmente entregado al cuidado de su cuerpo y no quieras descansar ni en fin de semana.

O puede que  aunque no te gusta hacer deporte que hayas pensado que teniendo una bicicleta estática o una cinta de correr en casa quizá vayas a usarla alguna vez. Mientras que la realidad es que solo te vas a comprar un trasto caro para limpiarle el polvo de vez en cuando.

Independientemente del grupo en el encaja tu perfil el sistema de entrenamiento en suspensión TRX seguramente se adapte a ti. Es una forma cómoda y económica de tener en casa un único aparato que te ayudará a fortalecer y tonificar todo tu cuerpo sea cual sea tu  estado actual.

Pero ¿qué es el TRX?

El TRX es un equipo de entrenamiento desarrollado por unos marines estadounidenses ideado para entrenar durante cualquier misión aunque no tuvieran acceso a un gimnasio o sus equipos habituales.

El TRX se basa en un sistema de entrenamiento en suspensión consistiendo el aparato en un simple par de cintas y un punto de anclaje, que se sirve de nuestro propio peso corporal para realizar los ejercicios sin que sea necesario tener que recurrir a accesorios adicionales. El hecho de entrenar en suspensión permite que, además de la fuerza, en cada ejercicio se trabaje el equilibrio, la flexibilidad y la estabilidad del core. Un core fuerte nos permitirá tener una mejor calidad de vida ya que nos ayuda a mantener unos buenos hábitos posturales y evitar posibles molestias en zonas como la espalda.

Ejercicios con TRX

Con este tipo de entrenamiento podemos llegar a realizar una amplia variedad de ejercicios con movimientos funcionales y al utilizarse solo nuestro peso el riesgo de lesión es muy bajo.

Algunas ventajas del entrenamiento en suspensión

El sistema TRX es muy económico. El equipo más completo y profesional puede conseguir por unos precios que rondan los 200 euros aunque también se pueden encontrar versiones de “marca blanca” por una tercera parte de este importe. El accesorio es muy simple de utilizar y solo se necesita un punto de anclaje como puede ser una pared o un techo (yo recomendaría colocarlo en un techo para contar con una mayor libertad de movimiento) en una sala con un par de metros para movernos.

En muchos gimnasios los monitores y entrenadores han desarrollado algunos circuitos por intervalos que nos permiten no solo mejorar nuestra fuerza y tonificación general sino también hacer un buen trabajo cardiovascular. Aunque yo creo que lo ideal es combinar el entrenamiento en suspensión con alguna otra actividad de cardio como el running, paseos en bici, la natación o alguna de estas actividades más divertidas de las que hablamos en este post. Al menos, es lo que puedo recomendar desde mi experiencia (que tampoco es mucha) con este aparato.

Con el TRX y una de estas actividades de trabajo cardiovascular tienes todo lo que necesitas para mantener un estado de forma óptimo y mejorar tu salud.

Uno de estos accesorios se puede conseguir con una pequeña inversión y no es necesario que compres ningún aparato más. Y, con una sesión de 20-30 minutos al día podrás obtener resultados en poco tiempo. Como ves, se te acaban las excusas.

Y, si combinas esta actividad física con una buena alimentación conseguirás resultados en poco tiempo y de forma duradera. En esta URL tienes algunos tips precisamente sobre el asunto: estanislaoberruezogarcia.com/la-dieta-como-pilar-fundamental-de-nuestra-salud.

_____

Imagen:

zonafitnessysalud.blogspot.com y www.mujerhoy.com

Be Sociable, Share!
The following two tabs change content below.

Comments are closed.