La factura de la luz y el autoconsumo eléctrico

By Estanislao Berruezo • Estanislao Berruezo Blog • 10 Oct 2015

[Actualización]

El Gobierno del Partido Popular ha aprobado finalmente en Consejo de Ministros el nuevo Real Decreto que regula el autoconsumo eléctrico en España.

Esta regulación ha sido aprobada a pesar de ser contraria a las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) desde donde se afirma que la nueva ley es contraria a la implementación y fomento de pequeños sistema de autoconsumo que desde la propia CNMC consideran necesarios para contrarrestar el incremento de la factura de la luz.

Además, este Real Decreto vulnera las directivas europeas acerca de la Eficiencia Energética y de Fomento de las Energías Renovables.

Los usuarios y consumidores también han mostrado su disconformidad con esta nueva legislación utilizando canales como las redes sociales. El hastag #NosRobanElSol fue durante todo el día 9 de Octubre trending topic en España.

[Artículo original]

España es el cuarto país con la factura eléctrica más cara de Europa. Dicho así, queda claro de que no se trata de un buen dato pero de acuerdo a los datos de Eurostat, la realidad es aún más dura.

En 2007, el coste de la factura de la luz en España estaba por debajo de la media europea pero desde ese año se ha incrementado en un 70% hasta colocarnos como uno de los países donde las familias más pagan por la luz.

Con estos datos en mente, parece lógico que familias y empresas se interesen (o se hayan interesado) por el autoconsumo eléctrico y conseguir reducir el precio en esta factura. La energía solar se presenta como una opción ideal en un país como el nuestro, donde horas de Sol no faltan.

La instalación de paneles fotovoltaicos puede verse como una solución perfecta: además de reducir el gasto anual en electricidad se ayuda al desarrollo de las energías renovables menos perjudiciales para el medio ambiente.

De ahí, que muchos no entiendan el Real Decreto del Gobierno que pone muchas trabas al desarrollo de este autoconsumo.

¿Por qué se ha incrementado el coste de la factura?

Irónicamente, el incremento en el precio está relacionado con la energías renovables…Y es que, este precio no está condicionado ni por un mayor coste en la generación de la electricidad ni en el de las redes e infraestructuras sino a una curiosa idea del Gobierno que empezó a repercutir en las familias a partir de 2008.

Las subvenciones a las energías renovables llegaron a alcanzar hasta 10 veces el precio del mercado eléctrico mayorista y para financiar estas subvenciones se decidió cargar su coste en la tarifa eléctrica. Un lastre que nos acompañará, seguramente, durante décadas.

Huerto solar

¿Autoconsumo como solución?

Los usuarios que opten por el autoconsumo con casi toda probabilidad, deben seguir conectados a la red eléctrica por lo que el ahorro no está en la potencia contratada sino en el consumo.

A día de hoy, el precio del kWh es de unos 13 céntimos los cuales se dividen en dos partes: unos 6 céntimos corresponden al precio de la electricidad en el mercado mayorista mientras que el resto son impuestos y su recaudación se destina a financiar costes ajenos a la producción como las subvenciones a las renovables.

Cuando una persona opta por el autoconsumo, este dinero dedicado a estos fines deja de ingresarse por lo que el resto de consumidores debe hacerse cargo de la diferencia lo que implica una mayor subida en la factura. De tal manera que, cuanto más se incremente el autoconsumo, más sube la factura para el resto.

Las impopulares medidas anunciadas por el Gobierno tratan de poner trabas al autoconsumo para evitar que esto ocurra. Pero ¿realmente es esto justo? ¿es una buena solución?

La polémica está servida. El Gobierno defiende sus medidas con este argumento pero es algo difícil de entender, más cuando se está pagando un sobrecoste por cuestiones totalmente ajenas a la producción.

El rechazo a la nueva normativa ha sido total: oposición, usuarios, asociaciones ecologistas…hasta las autoridades europeas han dado un toque de atención al Gobierno por esta medida pero con unos pequeños ajustes en la terminología utilizada han servido para que se salga con la suya y ponga unas trabas casi insalvables para aquellos que quieran recurrir a cualquier fórmula de autoconsumo.

España, contracorriente

La situación en España es tan llamativa que en los medios de Estados Unidos hablan de un “impuesto al Sol” y llegan a la mofa al comparar las multas por infringir este Decreto Ley con el de almacenar uranio en el jardín.

Más sangrante aún es que, en un país privilegiado por su situación y climatología para el desarrollo de una energía como la solar, ponga trabas a su desarrollo cuando en países como Alemania, Reino Unido, Japón, el propio Estados Unidos, Chile y muchos más está creciendo a velocidad de vértigo.

Lo cierto es que la situación actual es de desconcierto y confusión. Con los nuevos costes a asumir para quien decida optar por el autoconsumo y las graves sanciones a las que podría enfrentarse es complicado que mucha gente se sume a esta corriente pero habrá que saber que pasa con proyectos ya en marcha. Es el caso de los huertos solares como el desarrollado por Promobys en la localidad de Tíjola (Almería) capaz de cubrir las necesidades eléctricas de varios centenares de viviendas (lee la información sobre el mismo en estanislaoberruezogarcia.blogspot.com) y otros tantos similares.

___________________________________

Fuentes:

eldiario.es/zonacritica: enlace

cincodias.com: enlace

Be Sociable, Share!
The following two tabs change content below.